Kong

Juguete para perros

El KONG es uno de los juguetes para perros más utilizados debido principalmente a sus múltiples beneficios. Se trata de un juguete expendedor de comida, pero funciona también como juguete de inteligencia. Básicamente se debe rellenar el agujero con la comida elegida (ya sea pienso, paté o un mix de ambos) y dejarlo a su disposición.

El perro deberá esforzarse por sacar el alimento del interior, debido a su estructura rígida, ya sea manipulándolo con las patas para que salga, en el caso del pienso seco, o sujetándolo bien con ambas para poder lamer el interior, en el caso de utilizar alimento húmedo o paté. Todo este proceso estimula su mente y su cuerpo.

Este juguete está indicado en los siguientes casos:

  • Perros que padecen problemas de conducta en general
  • Perros que padecen trastornos relacionados con la separación
  • Perros que se dispersan fácilmente y no saben prestar atención a un estímulo concreto
  • Perros que pasan muchas horas solos o que viven en un entorno pobre y sin estímulos
  • Perros con problemas de ansiedad y estrés

Así mismo, el KONG puede utilizarse como un extra más de enriquecimiento y estimulación diaria, no es necesario utilizarlo exclusivamente en el caso que el perro padezca problemas de conducta.

Ideas para rellenar el KONG

La forma de rellenar el KONG dependerá de varios factores relacionados con nuestro perro. En el caso de utilizar el KONG por primera vez o de tener un perro con baja tolerancia a la frustración, lo ideal será rellenarlo de pienso seco o de golosinas para perros rígidas. De esta forma, solamente con un leve toque, el juguete expenderá comida y será más fácil para el can comprender su funcionamiento.

Es importante resaltar que se debe practicar con alimento seco dos o tres veces antes de pasar a un segundo «nivel» o de querer introducir otros tipos de alimento. Es importante que el perro esté habituado a su uso.

En el caso de querer utilízalo como herramienta de relajación o como entretenimiento antes de salir de casa, podemos rellenarlo con paté húmedo, ya que es más difícil de sacar. El perro pasará más tiempo tratando de extraer toda la comida que hay en él. Finalmente, para perros que ya conocen su funcionamiento y que para ellos es un extra de enriquecimiento, podemos crear varias capas de alimento, combinando todas las posibilidades que se nos ocurran.

Algunas ideas para rellenar el kong pueden ser:

  1. Pienso seco
  2. Paté o alimento húmedo
  3. KONG Stuff’n
  4. Crema de queso sin lactosa, sal o azúcar
  5. Pedacitos de pollo hervidos sin sal
  6. Pedacitos de frankfurt de pavo sin sal
  7. Frutas variadas (plátano, manzana, pera…)
  8. Verduras variadas cocidas (zanahoria, calabaza…)
  9. Mantequilla de cacahuete
  10. Pedacitos de hígado deshidratados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *