Aceite de Monoï de Tahiti

100% Puro y Natural

El aceite de monoï procede de la Polinesia, de Tahití, y proviene de la copra, una variedad de coco.

Este aceite es obtenido mediante la maceración de las flores de tiaré (gardenia tahitiana – Gardenia tahitensis o G. Tahitensis, familia de las plantas rojas (Rubiaceae)) con aceite de coco refinado (Aceite de Coco).

En la Polinesia este suntuoso aceite se considera sagrado y se utiliza para hidratar, nutrir, proteger y reparar piel y cabello.

El aceite natural de Monoi de Tiaré de Tahití, gracias a su contenido natural de vitaminas, posee efectos humectantes, relajantes y lubricantes al mismo tiempo que protege la piel contra la influencia de factores ambientales dañinos.

Este producto tiene varias propiedades beneficiosas para la piel y el cabello:

  • Para empezar, es un aceite natural que nutre la piel, incluso la más seca y descamada, dejándola muy suave y satinada. Como tratamiento corporal después de la ducha es perfecto.
  • Evita la deshidratación haciendo de barrera en la capa más externa de la piel, evitando que se evapore.
  • Como producto de belleza para el cabello, se suaviza en extremo, no se encrespa, brilla y es más fácil de peinar.
  • Es un producto irreemplazable para el cuidado del cabello seco y tenso, actúa como anticaspa. Se absorbe rápidamente y no forma una capa de grasa.
  • Por supuesto, por todo lo anterior, sirve para zonas muy secas como talones de los pies, codos, etc.
Otros usos de Monoï Tiki Tahiti:

Se utiliza para aromatizar ambientes mezclándolo con agua en un difusor.

Es capaz de filtrar los rayos de sol y de proteger la piel de las quemaduras.

Actúa como un protector solar natural.

Es un desinfectante que protege de las picaduras de insectos.

Las flores alivian el dolor de cabeza y enfermedades que cursan de manera leve. Para este uso, se debe utilizar el aceite siguiendo los ritos de la aromaterapia.

Sirve para aliviar contusiones y dolores musculares, utilizado como aceite de masaje.

Añadido al agua de baño tiene un efecto relajante e hidratante. Es apto para toda la familia.

Desde hace milenios, los Ma’ohi (pueblo polinésico) utilizan esta fuente inagotable de beneficios como Aceite de Masaje. El TAURUMI, es un masaje ritual de la Polinesia y constituye un momento de placer que estimula la circulación de las energías e infunde la fuerza mágica de las islas.

Un masaje con Monoï Tiki Tahiti consigue abolir las fronteras entre el cuerpo y el espíritu para lograr un bienestar sin límites, además es un tratamiento natural que permite relajarse y evadirse abriéndose a nuevas sensaciones”.

Modo de uso: 

  1. Puede ser usado como agente puro.
  1. En mezclas para masajes con otros aceites.
  2. Como aceite base para mezclarlo con aceites esenciales.
  3. Para enriquecimiento de cosméticos (champú, crema, máscara). 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *